Acuerdo político para crear la Tasa Tobin

Parece que avanzamos en este tema. Una buena noticia si se aplica seriamente…

Aquí os dejo la noticia:

Acuerdo político para crear la Tasa Tobin

Los ministros de Finanzas de España y otros 10 Estados de la UE han llegado a un acuerdo político para poner en marcha el Impuesto sobre las Transacciones Financieras -conocida como Tasa Tobin- que podría entrar en vigor ya en 2015, según ha avanzado el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Este tributo comenzará a aplicarse sobre las negociaciones con acciones, tanto en el mercado al contado como mediante derivados y, posteriormente, podría aplicarse a otro tipos de activos negociados por los bancos.

Esta aproximación gradual era uno de los requisitos para desbloquear las negociaciones, que llevaban atascadas desde hace meses debido al temor de los propios Estados miembros a las consecuencias negativas que puede tener este impuesto, como por ejemplo las deslocalizaciones. Precisamente para evitar este efecto indeseado, otro de los principios acordados es que el impuesto se aplicará teniendo en cuenta el criterio de emisión y no de residencia de la entidad que efectúa la operación.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, no ha querido dar detalles sobre cuál será el tipo impositivo que se aplique a estas operaciones, pero durante todo el proceso de negociación se ha trabajado con un impuesto del 0,1% para las acciones y del 0,01% para los derivados.

Tampoco se conocen las estimaciones actualizadas de recaudación. Teniendo en cuenta la propuesta inicial, que incluía aplicar esta tasa sobre un amplio grupo de activos, la recaudación en estos 11 países ascendería a unos 30.000 millones de los que cerca de 5.000 podrían ser recaudados por España. No obstante, al tener en cuenta que de momento la aplicación de este impuesto va a ser gradual y comenzará sólo sobre acciones, el importe que pueda recaudar España será en todo caso menor.

Los países que han decidido poner en marcha el Impuesto sobre las Transacciones Financieras son, además de España, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Eslovenia, Austria, Bélgica, Estonia, Eslovaquia. La propuesta inicial de la Comisión Europea iba dirigida a todos los Estados miembros, pero pronto se constató la imposibilidad para establecer un impuesto armonizado en toda la UE y estos 11 países decidieron actuar por su cuenta a través de un procedimiento conocido como cooperación reforzada.

Los ministros de estos 11 países ven “razonable” que una vez llegado a un acuerdo definitivo en el próximo Ecofin de mayo, la implementación de esta tasa se produzca en un plazo de seis meses.