Acuerdo político para crear la Tasa Tobin

Parece que avanzamos en este tema. Una buena noticia si se aplica seriamente…

Aquí os dejo la noticia:

Acuerdo político para crear la Tasa Tobin

Los ministros de Finanzas de España y otros 10 Estados de la UE han llegado a un acuerdo político para poner en marcha el Impuesto sobre las Transacciones Financieras -conocida como Tasa Tobin- que podría entrar en vigor ya en 2015, según ha avanzado el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Este tributo comenzará a aplicarse sobre las negociaciones con acciones, tanto en el mercado al contado como mediante derivados y, posteriormente, podría aplicarse a otro tipos de activos negociados por los bancos.

Esta aproximación gradual era uno de los requisitos para desbloquear las negociaciones, que llevaban atascadas desde hace meses debido al temor de los propios Estados miembros a las consecuencias negativas que puede tener este impuesto, como por ejemplo las deslocalizaciones. Precisamente para evitar este efecto indeseado, otro de los principios acordados es que el impuesto se aplicará teniendo en cuenta el criterio de emisión y no de residencia de la entidad que efectúa la operación.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, no ha querido dar detalles sobre cuál será el tipo impositivo que se aplique a estas operaciones, pero durante todo el proceso de negociación se ha trabajado con un impuesto del 0,1% para las acciones y del 0,01% para los derivados.

Tampoco se conocen las estimaciones actualizadas de recaudación. Teniendo en cuenta la propuesta inicial, que incluía aplicar esta tasa sobre un amplio grupo de activos, la recaudación en estos 11 países ascendería a unos 30.000 millones de los que cerca de 5.000 podrían ser recaudados por España. No obstante, al tener en cuenta que de momento la aplicación de este impuesto va a ser gradual y comenzará sólo sobre acciones, el importe que pueda recaudar España será en todo caso menor.

Los países que han decidido poner en marcha el Impuesto sobre las Transacciones Financieras son, además de España, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Eslovenia, Austria, Bélgica, Estonia, Eslovaquia. La propuesta inicial de la Comisión Europea iba dirigida a todos los Estados miembros, pero pronto se constató la imposibilidad para establecer un impuesto armonizado en toda la UE y estos 11 países decidieron actuar por su cuenta a través de un procedimiento conocido como cooperación reforzada.

Los ministros de estos 11 países ven “razonable” que una vez llegado a un acuerdo definitivo en el próximo Ecofin de mayo, la implementación de esta tasa se produzca en un plazo de seis meses.

85 ricos suman tanto dinero como 3.570 millones de pobres del mundo

 EL PAIS 20-01-2014

La masiva concentración de los recursos económicos en manos de unos pocos abre una brecha que supone una gran amenaza para los sistemas políticos y económicos inclusivos, porque favorece a unos pocos en detrimento de la mayoría. Así que para luchar contra la pobreza es básico abordar la desigualdad. Esta es la conclusión del informe Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica, que publica hoy la ONG Oxfam Intermón.

El estudio parte de datos objetivos de varias instituciones oficiales e informes internacionales que constatan la “excesiva” concentración de la riqueza mundial en pocas manos. Datos como que 85 individuos acumulan tanta riqueza como los 3.570 millones de personas que forman la mitad más pobre de la población mundial. O que la mitad de la riqueza está en manos de apenas el 1% de todo el mundo. Eso sin contar, advierte el informe, que una considerable cantidad de esta riqueza está oculta en paraísos fiscales.

El informe de la organización, que será presentado en el Foro Económico Mundial de Davos junto a un clamor para que se adopten compromisos para frenar la desigualdad, advierte de que “las élites económicas están secuestrando el poder político para manipular las reglas del juego económico, que socava la democracia”.

“Los inversores se han aprovechado de los rescates”, afirma el informe

El informe va acompañado de datos que plasman con nitidez el aumento de la concentración de riqueza en pocas manos desde 1980 hasta la actualidad. O cómo la concentración y la brecha siguen aumentando pese a la gran recesión del año 2008. En Estados Unidos, por ejemplo, el 1% más rico de la población ha concentrado el 95% del crecimiento posterior a la crisis financiera. En Europa, los ingresos conjuntos de las 10 personas más ricas superan el coste total de las medidas de estímulo aplicadas en la Unión Europea entre 2008 y 2010 (217.000 millones de euros frente a 200.000).

La tibieza en la presión fiscal a los ricos, los recortes sociales o el rescate de la banca con fondos públicos son ejemplos de un fenómeno que es tan visible que crece la conciencia pública del aumento de este poder. Oxfam Intermón apoya esta afirmación en una encuesta realizada en España, Brasil, India, Suráfrica, Reino Unido y Estados Unidos, que revela que la mayor parte de la población cree que las leyes están diseñadas para favorecer a los ricos. En España, el 80% de la población cree que las leyes están hechas con este objetivo.

Sobre el caso español, el director de Oxfam Intermón, José María Vera, afirma que el país “no escapa a esta dinámica” y que la actual crisis se explica en parte por ella: “Los casos en los que los intereses de una minoría económicamente poderosa se han impuesto a los intereses de la ciudadanía de a pie son numerosos en la historia de nuestra democracia.

La crisis económica, financiera, política y social que padece España hoy tiene buena parte de su origen precisamente en esas dinámicas perniciosas donde el interés público y los procesos democráticos han sido secuestrados por los intereses de una minoría”.

La organización pide que se tomen medidas contra los paraísos fiscales

Entre las políticas diseñadas en los últimos años que favorecen a la minoría de ricos, la organización enumera la desregulación y opacidad financiera, los paraísos fiscales, la reducción de impuestos a las rentas más altas o los recortes de gasto en servicios e inversiones públicas. El informe constata cómo, en el caso de Europa, “las tremendas presiones de los mercados financieros han impulsado drásticas medidas de austeridad que han golpeado a las clases baja y media, mientras los grandes inversores se han aprovechado de los planes de rescate públicos”.

Por todo ello, Oxfam Intermón exigirá en el marco del Foro Económico Mundial de Davos a sus asistentes (sean particulares o representantes de Gobiernos) que adopten compromisos en áreas como los paraísos fiscales (que no se permita que se utilicen para evadir impuestos); que se hagan públicas las inversiones en empresas y fondos; que respalden sistemas fiscales progresivos; que exijan a sus Gobiernos que los impuestos se destinen a servicios públicos o que si lo son inviertan en atención sanitaria y en educación universales, o que las empresas que representan paguen salarios dignos a sus empleados y los países legislen en esta dirección, fortaleciendo umbrales salariales y derechos laborales.

Por si a alguien se le ocurre pensar que los planteamientos de Oxfam Intermón son utópicos, la organización recuerda que “esta peligrosa tendencia” es reversible y que existen ejemplos de ello. Fue el caso, recuerda, de Estados Unidos o Europa tras la II Guerra Mundial, cuando el crecimiento económico se compatibilizó con la reducción de la desigualdad, o el caso de América Latina, donde la brecha ha disminuido “significativamente durante la última década gracias a una fiscalidad más progresiva, los servicios públicos, la protección oficial y el empleo digno”.

El informe también contempla ejemplos de concentración en países en desarrollo y alude a la superminoritaria élite india, millonarios que en buena parte han forjado sus fortunas en sectores cuyos beneficios dependen del acceso a los servicios básicos; al poder de las élites en Pakistán y su influencia en la manipulación legal; a la desigualdad en África, pese a la abundancia de recursos, o a lo que llama “red mundial de secretos bancarios”, que no es otra que la que forman los paraísos fiscales.

¿Es ético lo que hace Google en materia fiscal?

Google paga en impuestos el 1% de sus ingresos en Reino Unido

Google pagó el pasado a la Hacienda británica 41 millones de euros por los 4.100 millones millones de euros que ingresó con clientes de ese; es decir el 1% sobre sus ingresos.

El gigante de las búsquedas en Internet pagó el año pasado en impuestos una media del 2,6% de los 5.900 millones de euros ingresados fuera de Estados Unidos, ya que canaliza casi todas sus ganancias en el extranjero através de una filial en las Bermudas que no grava a las sociedades.

Google dice que sigue las leyes fiscales de cada país donde opera y que no paga muchos impuestos en Gran Bretaña porque sus beneficios no son generados por sus empleados del Reino Unido, sino por los de Irlanda. Los líderes económicos del G 20 y G 8 han incorporado a sus agendas el tema de las multinacionales de Internet que aprovechan los resquicios legales para pagar menos impuestos.

Google UK Ltd , y otras subsidiarias en todo el continente europeo, pagan pocos impuestos , ya que son designados como prestadores de servicios de marketing a Google Ireland Ltd, la filial con sede en Dublín, cuyo nombre aparece en las facturas de la mayoría de clientes de fuera de Estados Unidos.

Pero no acaba ahí su estrategia, pues pese a que en Irlanda las sociedades pagan mucho menos que en el resto de países de la CE, Google desvía su dinero a través de terceras sociedades a las Bermudas.

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, ha señalado que los intentos de obligar a las empresas de tecnología a pagar más impuestos podrían obstaculizar la innovación. Durante este año, Google ha sido dos veces investigado por el parlamento británico por sus prácticas fiscales en el país.

Cuando el trabajador no cobra

23 SEP 2013 – 00:00 CET11

No es la primera vez que una empresa deja de pagar la nómina a sus empleados. Las denuncias por impago ante la inspección de Trabajo se han disparado desde el inicio de la crisis en 2008. Lo insólito fue el comunicado de Panrico, el pasado martes, a sus 4.000 trabajadores de seis fábricas en España: les informaba en siete líneas de la suspensión “temporal” —sin precisar por cuánto tiempo— del pago de las nóminas, y les explicaba que sí seguirá abonando las facturas a los proveedores de harina, huevos o azúcar, para poder seguir produciendo bollería y pan de molde.

Cuando la caja de una empresa se queda vacía, ¿quién va primero a la hora de cobrar: los trabajadores o los proveedores? Sin materia prima no pueden echar a andar las líneas de producción. Pero la compañía también se arriesga a que el malestar de los empleados impagados derive en una huelga que termine parando las máquinas igualmente.

Los abogados laboralistas consultados por este periódico convienen en que no es legal dejar de abonar el sueldo de los empleados, y para ello apelan al Estatuto de los Trabajadores. Sin embargo, no hay ninguna norma que establezca quiénes tienen prevalencia a la hora de cobrar cuando la empresa afronta problemas graves de tesorería. La ley solo fija un orden preciso de cobros cuando una sociedad está en concurso de acreedores. Y no es el caso en estas empresas.

Panrico lleva desde 2006 en crisis. Acumula cuatro ejercicios de pérdidas (700 millones de euros en total) y varios ajustes de plantilla y rebajas salariales. Desde junio del año pasado pertenece en un 100% al fondo norteamericano Oaktree. La decisión de no abonar los salarios se produjo apenas 72 horas después del relevo del consejero delegado de la compañía. Joan Casaponsa presentó el día 12 un plan de viabilidad. El lunes 16 la compañía anunció su relevo por Carlos Gila. El martes, el nuevo ejecutivo daba la noticia a los empleados. La empresa no hace declaraciones, pero tiene sobre la mesa un plan de reducción de costes de 50 millones de euros.

Los trabajadores se debaten entre la inquietud de saber que no cobrarán, la indignación por lo que consideran una nula voluntad de diálogo por parte de la dirección de la empresa y el reconocimiento explícito de que esta atraviesa serias dificultades desde hace tiempo.

“Si no nos dan respuesta nos movilizaremos, pero está claro que sin materia prima no podemos producir. Y si no producimos tampoco hay ingresos”, lamenta el presidente del comité intercentros de Panrico en Cataluña, Leonardo Rodríguez (UGT). “No nos negamos a que cobren los proveedores, ellos también tienen trabajadores, y entendemos que tenemos que ser flexibles, pero todo tiene un límite”, añade.

Los expertos en derecho laboral expresan matices. José Luis Condado, abogado del Colectivo Ronda, recuerda que “cobrar el sueldo es un derecho básico, incluso preferente en caso de concurso de acreedores por encima de los créditos ordinarios, como son los proveedores”.

Según Condado, “la suspensión de Panrico no tiene ningún apoyo legal, pero es fruto de la política de hechos consumados del momento, en el que los trabajadores son el eslabón más débil: no pagando la empresa se financia a coste cero, saben que habrá una sanción de inspección, pero mientras resuelven un problema”, explica.

Respecto a la situación en la que quedan los empleados, el experto explica que poco pueden hacer: “Si no les deben tres nóminas no pueden emprender acciones legales que den respuesta a su situación. A partir de tres meses podrían solicitar la extinción del contrato y pedir indemnización como despido improcedente (45 días) y reclamar

El también abogado Alex Valls, socio responsable del departamento laboral del despacho Baker & McKenzie, apunta que pese a la ilegalidad que supone no pagar, el Estatuto de los Trabajadores no establece un orden de pago y “el empresario puede decidir libremente a quién paga antes, si a los trabajadores o a los proveedores, y atenerse después a las consecuencias”. Puede ser objeto de sanciones o encontrarse con que le reclamen las nóminas con un interés añadido del 10%. “Pero los proveedores pueden haber dicho: si no me pagas no te sirvo, si no te sirvo no hay líneas y si no hay líneas, ¿qué hacen los trabajadores?”.

¿Hay alternativas a una medida tan drástica? ¿No hay otras partidas donde ahorrar? Sí, pero en el caso de Panrico ya se han aplicado desde hace tres años y la caja ha llegado al límite. Cuando hay un deterioro de tesorería —por una caída de ventas o porque han caído los márgenes, y en Panrico se han dado ambas circunstancias— y los costes son superiores a los ingresos, las empresas pueden cerrar plantas de producción, desinvertir vendiendo partes del negocio o aplicar recortes de gasto. Sobre todo, gastos laborales. Lo explica el socio responsable de Restructuring de EY (Ernst&Young), Remigio Barroso. Pero Panrico “ya ha explorado muchas de las iniciativas que las compañías toman antes de una medida tan drástica: ha cerrado plantas, se vendió Artiach, ha despedido y ha bajado sueldos”.

Llegados a este punto, no queda otra alternativa que intervenir en el día a día: o dejas de pagar a proveedores o dejas de pagar a los empleados, indica Barroso. El experto subraya además la importancia de que en estas situaciones las empresas recurran “a la transparencia [enseñar los números a los comités de empresa], al diálogo y a las soluciones consensuadas con la plantilla, y busquen además la complicidad de los proveedores, que también están interesados en la viabilidad de las empresas”. Una medida que resulta más fácil de aplicar en las miles de pequeñas y medianas empresas que están pasando apuros en estos momentos que en una firma tan grande como Panrico.

El profesor de Dirección Estratégica del IESE y experto en gran consumo, Jaume Llopis, entiende que el nuevo ejecutivo de Panrico ha optado por “tener contentos a los proveedores y asegurarse de que le sirvan para poder seguir produciendo, y que tener un problema laboral en una situación tan límite le importa menos”.

Los expertos reconocen que el caso de Panrico no es, ni mucho menos, único. Condado, del colectivo Ronda, explica que a su despacho llegan constantemente casos de trabajadores desesperados porque han dejado de abonarles el salario. “Les van pagando pequeñas cantidades cada dos meses y pico, antes de que se cumplan los tres meses que permiten que el trabajador denuncie”. “Lo de ahora, hacer trabajar a la gente y no pagarles, es lo nunca visto”, asegura.

La cuestión es compleja, porque los impagos también afectan a las empresas proveedoras. En el sector privado el plazo medio de cobro está en 93 días, según el informe 2012 de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad. Un plazo cinco días más ágil que el año anterior, pero que todavía está lejos de los 75 días que fija la ley.

“El de la morosidad es un círculo vicioso”, suele decir el presidente de la plataforma, Antoni Cañete. Y al final, siempre hay personas: tanto si son trabajadores de una línea que para máquinas porque no hay harina, como los de la empresa de harina si quien se la compra deja de pagar.

“El actual sistema económico nos lleva a la tragedia”

El Papa: “El actual sistema económico nos está llevando a la tragedia”

El Papa, a su llegada a Cagliari. / ALBERTO PIZZOLI (AFP)

La novedad del papa Francisco no es tanto lo que dice como lo que escucha. La primera decisión de Bergoglio tras ser elegido Papa fue la de no encerrarse en el Vaticano, no solo para llegar a la gente, sino, sobre todo, para que la gente llegara a él. Y también lo primero que hizo ayer al llegar a Cagliari, la capital de Cerdeña, no fue soltar una monserga al uso, sino escuchar con visible atención las quejas de tres de las víctimas de la crisis, un parado, un pastor y una empresaria. El parado le dijo: “La falta de trabajo debilita el espíritu y provoca miedo y desconfianza en el futuro. No nos deje solos”. Y, como respuesta, el Papa guardó el discurso que traía escrito e improvisó un vehemente alegato en contra del modelo económico: “El actual sistema económico nos está llevando a la tragedia. Los ídolos del dinero nos están robando la dignidad”.

El papa Francisco tiene miedo de que sus palabras suenen huecas, impostadas, y así lo reconoció: “No quiero ser un funcionario de la Iglesia que viene y os da ánimos con palabras vacías, dichas con una sonrisa. Perdonad si estas palabras son un poco fuertes, pero digo la verdad: la falta de trabajo te lleva a sentirte sin dignidad. ¡Donde no hay trabajo no hay dignidad! Y esta tragedia es la consecuencia de un sistema económico que ha puesto en el centro a un ídolo que se llama dinero”.

Ya para entonces, el Papa había arrancado aplausos y lágrimas a las decenas de miles de personas que abarrotaban las inmediaciones de la basílica de la Virgen de Bonaria —advocación que dio nombre a la ciudad de Buenos Aires— hablándoles del sufrimiento de sus padres al llegar a Argentina: “Me siento muy cercano a los que atraviesan una situación de sufrimiento, a tantos jóvenes sin trabajo, a las personas apuntadas al desempleo o con trabajos precarios, a los empresarios y comerciantes que tienen que hacer muchos esfuerzos para salir adelante. Es una realidad que conozco bien porque vengo de Argentina. Mi padre, de joven, se fue a Argentina lleno de ilusiones por buscar un futuro en América. Y sufrió la terrible crisis de los años treinta. ¡Perdió todo! ¡No había trabajo! Sé que debo hacer todo lo posible para que la palabra ánimo sea una bella palabra dicha de pasada. Quiero que este encuentro me empuje a hacer todo lo posible como pastor y como hombre”.

Y como pastor de la Iglesia y como hombre que en estos momentos lleva tras de sí toda la atención mediática mundial, Bergoglio lanzó una andanada a los líderes políticos y económicos: “El actual sistema económico nos está llevando a una tragedia. Vivimos las consecuencias de una decisión mundial, de un sistema económico que tiene en el centro a un ídolo que se llama dinero. Pero Dios ha querido que en el centro estén el hombre y la mujer y que lleven adelante el mundo con su trabajo. ¡Pero aquí manda el dinero! Y caen los ancianos, porque en este mundo no hay un puesto para ellos. Se trata de una eutanasia escondida: no los cuidamos, no los tenemos en cuenta…”.

El Papa, que el pasado mes de julio eligió la isla de Lampedusa como su primer viaje en Italia y arremetió contra “la globalización de la indiferencia” ante el drama de la inmigración, ha elegido otra isla, Cerdeña, como su segundo viaje hacia la periferia, esta vez hacia la periferia del desempleo y la desesperanza. Al final de su encuentro con los representantes del mundo del trabajo —o de la falta de él—, Francisco improvisó una oración que era también una queja y una exigencia a un Cristo al que nunca le faltó el jornal: “¡Señor, míranos! Mira esta ciudad, esta isla. Mira nuestras familias. Señor, a ti nunca te faltó el trabajo, eras carpintero, eras feliz. Señor, nos falta el trabajo. Los ídolos quieren robarnos la dignidad. Los sistemas injustos quieren robarnos la esperanza. Señor, no nos dejes solos. Ayúdanos a ayudarnos entre nosotros, a olvidar el egoísmo. Señor Jesús, a ti no te faltó el trabajo, enséñanos a luchar por el trabajo”.

Bergoglio también tuvo un encuentro con el mundo de la cultura, durante el cual pidió tener en cuenta a las nuevas generaciones de políticos, y una reunión en la catedral con un grupo de 27 detenidos y 132 personas en situación de pobreza. El Papa que escucha les demostró que tiene calados a quienes utilizan la caridad como un negocio: “A veces también se encuentra la arrogancia en el servicio a los pobres. Algunos hacen alardes, se les llena la boca con los pobres… Sé que esto es humano, pero no está bien. Mejor harían con quedarse en casa”

¿Qué pasa con los paraísos fiscales?

Parece que no se va a mover un dedo por acabar con esta injusticia.

El Congreso rechaza crear una subcomisión contra los paraísos fiscales

La Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas del Congreso de los Diputados ha rechazado hoy la creación, a propuesta del PSOE, de una subcomisión para tratar específicamente la armonización fiscal, la lucha contra el fraude tributario y los paraísos fiscales.

21-11-2012 –

Expansión. – La iniciativa del PSOE ha sido rechazada por la mayoría del PP, mientras que la han respaldado los grupos parlamentarios socialista, de CiU, de Izquierda Plural (IU, ICV y Cha) y UPyD.

En su defensa, el portavoz parlamentario socialista de Hacienda, Pedro Saura, ha dicho que es “crucial” para el país ofrecer propuestas concretas al Gobierno para “atajar el fraude internacional”.

Según ha explicado, así se hace en “muchos” parlamentos de países desarrollados.

En su opinión, por dicha subcomisión deberían pasar expertos, despachos profesionales, gestores públicos, diputados de otros países y el fiscal francés Éric de Montgolfier, quien ha investigado a 130.000 evasores fiscales de distintos países.

El diputado socialista ha afirmado que los recursos en paraísos fiscales fluctúan entre “21 y 31 trillones de dólares -la mitad del PIB mundial y la economía de Estados Unidos”, que el 86 % de las empresas cotizadas en el Ibex 35 tiene filiales en ellos y que España sólo tiene 9 convenios con ellos para intercambiar información y con 25 no, lo que es “insuficiente”.

Estas son “razones de fondo” para crear la subcomisión, ha reiterado Saura, quien considera la hacienda un tema fundamental para la salida de la crisis, por lo que ha apelado a la “sensibilidad” del resto de formaciones políticas.

Álvaro Anchuelo (UPyD) ha considerado “muy importante” estudiar la armonización fiscal europea para que España no vaya como un país “pedigüeño”, así como el fraude fiscal, que hace que cada año se dejen de recaudar 8 puntos del PIB.

No obstante, ha advertido de que crear más subcomisiones dificulta el trabajo de los grupos minoritarios y ha pedido que sirva para hacer propuestas concretas.

En nombre de Izquierda Plural (IU, ICV y Cha), Ricardo Sixto ha apoyado su creación a pesar de que ha recordado al PSOE que en la pasada legislatura tuvo tiempo para constituirla.

También ha estimado “difícil” que la subcomisión sea capaz de solucionar algo, porque mientras que no cambie el sistema los paraísos fiscales seguirán existiendo.

Antoni Picó (CiU) ha precisado que la competencia fiscal entre territorios es legítima y no es mala por sistema si no erosiona las bases fiscales del resto.

Asimismo, ha destacado que la lucha contra el fraude es una constante en los diferentes gobiernos y en las instituciones internacionales, razones por las que la subcomisión española sería positiva para proponer medidas al respecto.

Desde el PP, Ana Madrazo les ha respondido que no comparte la necesidad ni la oportunidad de su creación, de la que además ha dicho que llega tarde.

Madrazo le ha preguntado al PSOE porqué durante sus ocho años de Gobierno no hizo nada y porqué no persiguió con toda contundencia las cuentas descubiertas por el ex empleado del banco HSBC de Ginebra Hervé Falciani.

Al respecto, Saura ha preguntado al PP si va a permitir que Falciani, que está preso en España desde el 1 de julio, vaya a ser extraditado a Suiza.